La Importancia del Juego en Contexto Sanitario.

La Importancia del Juego en Contexto Sanitario.

Debido al contexto sanitario que enfrentamos actualmente, los Terapeutas Ocupacionales del Centro de Rehabilitación DALEGRIA han querido resolver y aclarar preguntas que muchas familias enfrentan con respecto a: ¿Qué es el juego?, ¿Por qué debo jugar con mi hijo o hija?, ¿Realmente los beneficia?, ¿Debo jugar con tiempos establecidos?. A continuación, entregamos algunas sugerencias para poder favorecer el juego en tiempos de adversidad.

El Juego como Ocupación Significativa.

Anita Bundy (Terapeuta Ocupacional) plantea que la conducta juguetona está determinada por la motivación intrínseca, el control interno (decisión propia de cómo se desarrolla el juego) y la habilidad para dejar a un lado la realidad (creatividad). De este modo, el juego es una ocupación libre donde el niño no solo decide, sino que la dirige anteponiendo sus intereses personales. El juego es la ocupación significativa durante la infancia. Es una experiencia que nace desde la motivación interna y que contribuye en el desarrollo y adquisición de habilidades físicas, cognitivas, sociales y emocionales. Del mismo modo, ayuda en la formación del autoconcepto, promueve el aprendizaje, favorece la autoestima y sentido de eficacia.

¿Por qué debo jugar con mi hijo o hija?

Desde la práctica se ha visualizado que involucrarse con los niños en sus juegos permite favorecer el vínculo madre/padre-hijo o hija. Por otro lado, los niños desde temprana edad aprenden imitando y padres y madres son los principales referentes. Aprenden a identificar, regular y expresar sus emociones. Se favorece el trabajo en equipo y respeto de turnos. Aumenta el vocabulario, mejora la comprensión y comunicación. Se generan endorfinas (hormonas de la felicidad) y fomenta la autoestima.

¿Cómo debo jugar con mi hijo o hija?

Una de las características que debemos considerar del juego es que el adulto pueda participar junto a su hijo o hija, siguiendo los intereses de éste, sin imponer, respetando sus necesidades, habilidades y formas de sentir, por ejemplo: hay niños a los que no les gusta jugar con témpera, otros a los que no les gustan las canciones fuertes, entre otras opciones. Es por ello la importancia de no decidir por el niño ni imponer, ya que una experiencia placentera se puede transformar en incómoda.

Es importante que el adulto se involucre en el juego del niño, acercándose con una actitud amable, respetando lo que está haciendo, observando con interés, y ofreciendo ayuda.. A partir de ello, podremos favorecer el gozo compartido (disfrutar juntos), y para esto se sugiere que podamos dedicar tiempo a jugar con nuestros hijos e hijas, sin importar la cantidad, será un tiempo de gran valor. Además, sugerimos involucrarnos en actividades que nos acomoden y estar disponibles emocionalmente al momento de jugar con nuestro hijo o hija, ya que como se mencionó, es de relevancia que el juego sea una experiencia placentera.

Consejos para jugar con tu hijo o hija

    Situarse a su altura.

    Respetar su ritmo.

    Esperar que tome la iniciativa, descubriendo sus intereses.

    Comentar y describir lo que se va haciendo: objetos, formas, colores, acciones, sentimientos, etc.

    Evitar abrumar con muchas verbalizaciones (no “hablar mucho”).

    Alabar y reforzar el comportamiento del niño o niña.

    Establecer normas y límites claros (según la edad). Principalmente nos referimos a normas con el objetivo de proteger la integridad física del niño (a), del adulto, y fomentar el respeto por el otro y por el entorno físico.

Jugar es un DERECHO y una NECESIDAD para los niños. En BienValp #NosCuidamosTodos #QuédateEnCasa

Terapeutas Educacionales DALEGRIA

Valeska Rosas Soto

Gabriela Aguilera Labarca

Ivonne Riveros Undurraga

Fuentes:

Schell, B.Gillen, G. Scaffa, M. (2016) . Willard y Spackmann. Terapia Ocupacional. Editorial Médica Panamericana.

Bláquez, Ma. Pilar. Mahmoud-Saleh, Laila. Guerra,Lorena. Terapia cupacional pediátrica. Algo más que un juego.[revista en internet]. 2015 Disponible en: http://www.revistatog.com/mono/num7/pediatrica.pdf