Tres formas de potenciar el desarrollo social y emocional en cuarentena.

Tres formas de potenciar el desarrollo social y emocional en cuarentena.

La Asistencia Educacional de BIENVALP consciente de la importancia de procurar que nuestros niños y niñas tengan un desarrollo armónico, considerando los efectos de la pandemia en los hogares, comparte con ustedes esta breve guía para fortalecer el bienestar de nuestros hijos.

cognitivo. En la medida en que son capaces de establecer relaciones nutritivas con sus cuidadores y pares, y se sienten respetados y contenidos en sus emociones, pueden aprovechar al máximo su potencial para aprender.

En este sentido, nuestros esfuerzos por enseñar diversas habilidades y conocimientos serán en vano si no logramos establecer un ambiente en el que los niños y niñas se sientan felices, queridos y seguros. Aquí compartimos tres acciones clave para potenciar el desarrollo socio-emocional en cuarentena.

1. Conversar con los niños y niñas.

Si, así de simple. Conversar con los niños y niñas sobre sus propias experiencias, opiniones y emociones contribuye fuertemente a su desarrollo social y emocional. Pero no cualquier tipo de conversaciones tienen el mismo efecto. Estas deben ir más allá de instrucciones o actividades previamente definidas; deben involucrar a los niños y niñas como individuos independientes, con sus propios gustos y opiniones. En tiempos de cuarentena podemos conversar con ellos sobre cómo se están sintiendo, qué piensan sobre distintos temas y qué ideas tienen. Algunas preguntas que pueden guiar este tipo de conversaciones son:

Preguntas sobre emociones: ¿Cómo te has sentido estando tanto tiempo en la casa? ¿Feliz, triste, aburrido, con miedo, con rabia? Cuéntame por qué.

Preguntas que gatillen explicaciones propias: ¿Cómo crees tú que se contagia el virus? ¿Cómo se te ocurrió? ¿Qué te hace pensar eso? Preguntas sobre valoraciones: ¿Qué es lo que más te gusta de estar en casa? ¿Qué es lo que menos? Preguntas sobre relaciones: ¿Cómo te has llevado con tus hermanos? ¿Por qué? ¿Cómo se podrían llevar mejor?

2. Aprender sobre sus intereses.

Relacionado con el punto anterior, conocer los gustos de los niños y niñas los ayuda a sentirse valiosos y a construir su propia identidad. La cuarentena, a pesar de ser una experiencia difícil, es una gran oportunidad para conocerlos mucho mejor. Algunas preguntas que pueden ayudar a conocer mejor a cada niño y niña son:

Preguntas sobre intereses: ¿Cuál de estos libros te gustaría leer? ¿Por qué? Preguntas que gatillen propuestas: ¿Qué actividades se te ocurren que podemos hacer para entretenernos?

Preguntas sobre gustos: ¿Cuál es tu animal/color/comida favorita? ¿Por qué? Preguntas que potencien la imaginación: Si tuvieras que crear un súper héroe ¿qué poderes tendría? ¿Cómo se vería?.

3. Compartir actividades.

No solo lo que conversamos con los niños es importante, sino también lo que hacemos con ellos. Realizar actividades divertidas e interesantes, aunque sean muy simples, hace que los niños y niñas sientan confianza en sus propias capacidades. Además, se crea un lazo especial al compartir una actividad que tanto el adulto como el niño/a pueden disfrutar. En este sentido no basta simplemente con hacer actividades en que los niños y niñas estén presentes; las actividades se deben realizar en conjunto, donde tanto el adulto como el niño/a participen activamente.

En BIENVALP #NosCuidamosTodos #QuédateEnCasa

.